martes, 25 de noviembre de 2014

MI HIJO ES “MENTIROSO”

Todos alguna vez hemos escuchado el cuento del Pastorcito mentiroso, que una y otra vez, engaña a los campesinos diciendo que el lobo ataca a las ovejas...pero también conocemos el triste final, el festín que finalmente se hace el lobo con el rebaño delante del rostro atormentado del niño...los campesinos, incrédulos al llamado..pues el pastorcito reiteradamente los había “engañado”.

¿Por qué miente el niño?
Conocer la causa por la que ha mentido tu hijo te ayudará a entenderle y a saber cómo actuar. Lo principal es hablar con el niño para descubrir el motivo que le ha llevado a mentir. Estas son las principales causas:

– Por miedo. Hay niños que tienen miedo de las consecuencias de sus acciones, por eso suelen mentir. Suele ocurrir cuando viven en un entorno sujeto a reglas muy estrictas o si tienen padres muy autoritarios, o si no tienen libertad para hablar con sus progenitores
– Para proteger a alguien.
– Porque es muy imaginativo y la verdad le aburre. 
– Para evitar una tarea que no le gusta realizar: “¿Te has lavado los dientes?”, pregunta el padre.  “Si papá” , responde el niño (pero en realidad no se los ha lavado).
– Por error. Cometen una acción involuntaria, como por ejemplo romper un jarrón, y no saben salir  de la situación.
– Por amor, para su aprobación, y porque a los niños les gusta impresionar a la gente con rapidez.
– Por imitación. Si el padre o la madre mienten, el niño también lo hará. “Si ellos observan y viven la mentira de manera cotidiana, aprenden a hacerlo como algo normal”. Por ejemplo, si escucha a la madre decir por teléfono: “dile que no estoy.”

COMO ACTUAR Y QUÉ HACER

 Hay que recordar  que uno de los motivos principales que lleva a un niño a mentir es el miedo. “En cierto modo  la mentira es una conducta de evasión del castigo”, si se castiga al niño por mentir, los padres corren el riesgo de reforzar el miedo, lo que aumenta la probabilidad de que el pequeño mienta en el futuro. El niño puede pensar que no lo castigan por mentir sino por descubrir la verdad, y es muy probable que la próxima vez busque formas más sofisticadas de mentir para no ser descubierto. Todos los niños mienten. “Las mentiras preocupantes son las que cuentan para conseguir que castiguen a otros, en este caso hay que hacerles ver las consecuencias de su conducta”. Todos los niños mienten. Sin embargo, lo que más debe preocupar a los padres es la mentira compulsiva. “Cuando el niño miente sin ninguna razón aparente y con frecuencia. Los  padres de estos niños tienden a sospechar y desconfiar de sus hijos, y estos pequeños cada vez se hacen más rebeldes y deshonestos. Aquí hay que buscar las causas y pedir ayuda al psicólogo infantil. 
– Descubrir la causa. Es muy importante averiguar los motivos que le han llevado a mentir. Y asegurarse de que ha mentido, “es muy contraproducente acusarle de mentiroso cuando no lo ha sido”.
– Dar ejemplo. Los padres deben ser un buen ejemplo para sus hijos y que no mientan. De acuerdo a las capacidades evolutivas del niño, es conveniente buscar la manera de enseñarle sobre la honestidad, identificar lo real de lo imaginado.
– Felicitar o premiar al niño que confiesa la verdad . Explicarle que lo que ha hecho no está bien y negociar de forma democrática las consecuencias de sus actos.
– Favorecer un  ambiente de confianza. Así el niño se encontrará cómodo y en libertad para contar sus errores o conductas no adecuadas. “Que no sienta que cada vez que habla habrá consecuencias negativas”.
– El castigo, sólo se debe utilizar en casos extremos. “Si nos vemos incapaces de corregir esta conducta entonces hay que pedir ayuda a un profesional”.
Gánate su confianza
Es necesario que  hables con tu hijo y le expliques. Los beneficios de la verdad, la honradez y la confianza. Háblale también de que las consecuencias de la mentira y el engaño solo crean desconfianza en los demás, pierde su credibilidad y se siente mal consigo mismo:
• Explícale a tu hijo que mientras diga la verdad, no sufrirá ningún castigo. 
• No dejes pasar su mentira, pero tampoco lo castigues. 
• Felicítalo cuando  afronte y reconozca la verdad a pesar de saber que a sus padres no les va a gustar.
• Para evitar que recurra al engaño, crea un ambiente de autenticidad donde lo importante sea la coherencia, sinceridad, aceptación plena, tolerancia y libertad.
• Si los padres reaccionan con explosiones exageradas, castigos o amenazas, el niño será el primer sorprendido descubrirá que tienen un enorme poder y las dirá de nuevo.
La frase "los niños siempre dicen la verdad" no siempre es cierta, algunos pequeños sí mienten y a veces demasiado.
 La mentira es una habilidad que todos los niños aprenden, algunos la ejercitan más que otros.

Pasos que podrás poner en práctica para que tu hijo deje de mentir.

1
Explícale lo importante que  es tener credibilidad. Pregúntale a tu hijo si le gustaría trabajar contigo en éste tema.
2
Se un ejemplo para tu hijo. Si ve que  mientes pensará que  está bien mentir. En cambio si ve que dices la verdad, sin importar lo difícil que sea, entonces estarás siendo consecuente con lo que predicas.
3
Disciplina a tu hijo con un tiempo de aislamiento o al negarle ciertos privilegios cada vez que mienta. Explícale que lo estas castigando por mentir y no por la acción por la cual mintió.
4
Recompénsalo por decir la verdad. Enséñale a que diga la verdad y después recompénsalo por haberlo hecho. Asegúrate de que entienda que le das una recompensa por no mentir.
5
Déjale saber que valoras más la verdad que el comportamiento indebido y que te enojará más la mentira que algo que haya hecho mal.

Predica con el ejemplo. 
Procura evitar utilizar la mentira y 
enséñale que tú también eres capaz de
reconocer tus errores.

¿Cómo debemos ver la mentira?

Colosenses 3:9: “No mintáis los  unos a los otros, habiéndoos despojado del viejo hombre con sus hechos”
Efesios 4:25: Por lo cual, dejada la mentira, hablad verdad cada uno con su prójimo; porque somos miembros los unos de los otros.
Salmos 34:13: Guarda tu lengua de mal, Y tus labios de hablar engaño.
Salmos 119:104: De tus mandamientos he adquirido inteligencia: Por tanto he aborrecido todo camino de mentira.
Proverbios 12:17: El que habla verdad, declara justicia; Más el testigo mentiroso, engaño.
 
La Biblia dice que Dios aborrece la mentira. Lee: Proverbios 6:16-19

•.¸¸•´¯`•.¸¸. Patricia  .¸¸•´¯`•.¸¸.•








No hay comentarios:

Publicar un comentario